¡PROYECTO NACIONAL DE BOMBEROS! ¿Y ahora, porque tanto interés?

Juan Carbajal

About Juan Carbajal

Bombero por vocación, Abogado de profesión y analista por diversión.

 

Reunión con los Senadores.

Hace tiempo tuvimos la oportunidad en la estación de bomberos, de convivir por unos días con un compañero de origen japonés, la cordialidad y tantas atenciones que todos los compañeros bomberos dieron a nuestro visitante termino por incomodarlo, a tal grado que subió a mi oficina para preguntar qué era lo que pasaba con la actitud de los compañeros, le parecía sospechoso que fuera tratado con tantas consideraciones, por lo que me dijo una frase con tintes de sabiduría en su atropellado español, que aun recuerdo “Tanta cortesía no es bueno.”

Uso esta anécdota como preámbulo a mi opinión respecto a una invitación que me ha llegado a mi correo electrónico, cuyo remitente dice ser bombero de la Ciudad de México, correo que probablemente también les ha llegado a varios de ustedes, invitando a una reunión nacional en la Ciudad de México, convocada por el Secretario del Sindicato de Bomberos de la Ciudad de México Ismael Figueroa. Al final de la breve invitación aparece un enlace a la red social FaceBook donde el propio líder sindical, respaldado por imágenes donde aparecen bomberos trabajando en diversos escenarios de emergencia, realiza la invitación a la reunión nacional de bomberos para plantear un proyecto nacional de bomberos.

Hay que reconocer que la idea es muy buena pero no novedosa, pues durante los últimos tres sexenios presidenciales, diversas asociaciones de bomberos a nivel nacional y estatal han propuesto proyectos similares con el mismo objetivo, lograr un marco jurídico para los bomberos mexicanos. Durante estos años se han tocado las puertas del Senado de la República, de la Cámara de Diputados, de la Coordinación Nacional de Protección Civil, mismas que fueron abiertas para escuchar en sus respectivos momentos las propuestas de los representantes de los bomberos mexicanos. Se tuvieron algunas mesas de diálogo con los representantes de las comisiones de Protección Civil de ambas Cámaras, con la Secretaria de Gobernación y los diversos Coordinadores Nacionales de Protección Civil, durante los gobiernos de los Presidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Siempre sobre las mesas fue el tema de cómo ayudar a los Cuerpos de Bomberos para que tuvieran un marco legal, que les permitiera acceder a un presupuesto propio y con ello mejorar su infraestructura en general, haciendo énfasis en su capacitación y equipamiento.

Durante el Gobierno del Presidente Felipe Calderón se logro que los Cuerpos de Bomberos fueran reconocidos como parte integral del Sistema Nacional de Protección Civil, quedando así señalado en la Ley General de Protección Civil en su artículo 16; lo anterior gracias a las pláticas sostenidas por quien entonces fuera la Coordinadora Nacional de Protección Civil la Licenciada Laura Gurza.

Posteriormente en un encuentro sostenido entre representantes de los diversos Cuerpos de bomberos nacionales y los Senadores encabezados por el entonces Senador Carlos Mendoza Davis Presidente de la Comisión de Protección Civil del Senado y los senadores Jorge Luis Preciado, Marcela Torres, Héctor Yunes, César Octavio Pedroza, Luis Fernando Salazar y Cristina Díaz, se discutió la probabilidad de modificar el artículo 115 Constitucional, agregando un inciso donde quedara plasmada la obligación del gobierno municipal de hacerse cargo de sus Cuerpos de Bomberos. Dicha reunión derivo en mesas de dialogo con representantes del senado, culminando en la posibilidad de confeccionar una iniciativa de ley que beneficiara a los cuerpos de bomberos del país. Vinieron los tiempos electorales, los políticos se tomaron la foto con los bomberos mexicanos, ganaron sus siguientes posiciones políticas y aquellas iniciativas de ley se quedaron guardadas en algún archivo de ambas Cámaras legislativas.

La lucha por mejorar las condiciones de los Cuerpos de Bomberos continua a nivel nacional; sin embargo en algunos Estados como Veracruz, Chiapas, Michoacán y Baja California Sur se ha venido trabajando con sus respectivos congresos locales con muy buenos resultados, logrando sus propias leyes estatales, pues al final del día, no es necesario que se modifique el artículo 115 Constitucional para que los gobiernos municipales se hagan cargo de sus Cuerpos de Bomberos, cuando el mismo artículo constitucional en el inciso I).  faculta a los congresos locales a legislar sobre los servicios públicos de los cuales se encargara el municipio, según las condiciones territoriales y socioeconómicas, tomando en consideración su capacidad administrativa y financiera. Es decir, el hecho de que los Estados y Municipios se hagan cargos de sus Cuerpos de Bomberos obedece a un simple acto de sensibilidad política hacia la labor que desempeñan los bomberos, pues el anclaje jurídico para decretar el marco jurídico de los bomberos ahí está.

Ahora bien, esta convocatoria que emite el Secretario del Sindicato de Bomberos de la Ciudad de México para una reunión nacional donde propondrá un Proyecto Nacional de Bomberos, habrá que tomarse con cautela y responderse cada quien en lo personal las siguientes interrogantes: ¿Quién es Ismael Figueroa ? ¿Por qué esta convocatoria es lanzada en tiempos electorales? ¿Por qué aparece ahora tan interesado por los bomberos de la provincia? ¿Por qué el contenido del anunciado Proyecto Nacional es “Confidencial”? ¿Qué opinan los bomberos de la Ciudad de México de este “Proyecto Nacional”? ¿Por qué ofrece apoyo para transportación y alimentación para asistir? diría nuestro amigo japonés “Tanta cortesía no es bueno.”

Son muchas las dudas y suspicacias que levanta este repentino interés por ayudar a los bomberos de la República Mexicana, no vaya a ser que como político que es, quiera una buena foto con muchos bomberos y paramédicos del país detrás de él para fortalecer su imagen política. Los bomberos ya estamos cansados de que los políticos en épocas de campañas electorales se acerquen a los bomberos a tomarse la foto porque saben de la aceptación que tienen con los ciudadanos y nos endulcen los oídos con falsas promesas. Nos hacen sentir como el niño mocoso al cual abrazan para fingir su sencillez, o como el anciano al que acurrucan para tomarse la foto tierna.

Como creerle a Ismael Figueroa, cuando en la entrevista que le hiciera el periodista Javier Solórzano del Noticiero del Canal Once, disponible en la red social YouTube,  le manifiesta al periodista en el minuto 9 del video, que llego a “ser bombero por necesidad” refiriéndose a su dura vida económica anterior; cuando la mayoría de los bomberos lo somos por vocación.

La necesidad de darle certeza jurídica a los Cuerpos de Bomberos en México persiste, pues es del dominio público las condiciones paupérrimas en las que sobreviven la mayoría de los bomberos mexicanos; sin embargo la causa de los bomberos mexicanos no debe contaminarse con juegos políticos que solo beneficien a sus orquestadores, bastante ha sufrido ya el gremio de los bomberos con la eterna indiferencia de la clase política, para que en estas elecciones electorales se convierta en un gran botín político.

 

Comparte esta información